30 de marzo de 2021 8:57:59 EST | 8 Tiempo de lectura

Cinco edificios inteligentes en Medellín

Compartir
Cinco edificios inteligentes en Medellín

Gracias al planeamiento integral y al diseño holístico, los edificios inteligentes presentan altos estándares de desempeño, mejorando la habitabilidad y los niveles de eficiencia en el aprovechamiento de los recursos.

En el ámbito de la arquitectura y la construcción, los avances tecnológicos representan grandes pasos reflejados tanto en la capacidad de interacción de los edificios con los usuarios, como en el cuidado del medioambiente por medio de diseños innovadores e inteligentes.

Los edificios inteligentes son, en ese sentido, el resultado de los esfuerzos por crear edificios dinámicos que respondan activamente a las condiciones cambiantes del ambiente, aprovechando la tecnología para medir, analizar y generar eficiencia en la construcción, atender procesos de deterioro y patologías en las edificaciones, y mejorar el uso de los espacios.

Edificaciones Inteligentes en Medellín

En un proyecto arquitectónico convergen los intereses de muchas partes, principalmente del cliente, pero en muy buena medida del arquitecto, y de su grupo de trabajo. Actualmente, muchos de los arquitectos colombianos orientan sus proyectos con un criterio holístico e inteligente, integrando en el análisis crítico las condiciones tanto internas como externas de la construcción, a fin de alcanzar el confort y elevar los estándares de vida de los usuarios.

A continuación mencionamos algunas de las estructuras más relevantes en el territorio colombiano fundamentadas en el diseño inteligente.

1. Edificio de Empresas Públicas de Medellín

El edificio de Empresas Públicas de Medellín (EMP) fue diseñado por Carlos Julio Calle, arquitecto y urbanista de la Universidad Pontificia Bolivariana. Se trata de una construcción rodeada de agradables espacios donde el público disfruta de sus amplias instalaciones. El arquitecto Calle basó la estructuración del edificio en un diseño inteligente donde integró la automatización y el monitoreo de áreas tanto internas como externas. La construcción es reconocida en todo el territorio colombiano gracias a su novedoso y funcional diseño arquitectónico y a la particular forma de cubo de su auditorio.

Gracias a la demostrada responsabilidad social con el medio circundante, a esta construcción se le atribuye un significativo aporte al crecimiento urbanístico de la ciudad y a la mejora de la calidad de vida de todos los habitantes de la región. Además, debido a la reutilización del agua en el riego de áreas verdes, el bajo consumo energético y el enfoque holístico, el edificio promueve el desarrollo urbano de la zona por el manejo del espacio público y la disposición de áreas libres, zonas verdes y las fuentes de energía alternativas como el viento y la micropotencia.

2. Sede Isagén

La construcción de la sede Isagén fue diseñada por el grupo de profesionales de Juan Manuel Peláez Arquitectos. La estructura se caracteriza por ser altamente eficiente en el uso de recursos naturales. La sede Isagén cuenta con una planta para el tratamiento del agua de la lluvia, la cual se utiliza para servicios sanitarios, de limpieza, de riego y mantenimiento de las áreas verdes. Además, posee un moderno sistema de paneles solares que ayuda a suplir parte de la demanda energética del edificio. A su vez, la construcción tiene múltiples espacios de trabajo colaborativo, a fin de facilitar las interrelaciones de los trabajadores, así como la construcción conjunta con los grupos de interés, con la incorporación de herramientas de diseño y de los medios tecnológicos.

Para lograr eficiencia en el consumo de energía eléctrica, el diseño de la construcción aprovecha la luz natural mediante tres lucernarios en la terraza de oficinas del edificio, donde se incorporan luminarias de alta eficiencia y un sistema de control automatizado de iluminación que incluye el dominio de cortinas, sincronizado con un reloj astronómico. El compromiso con el medioambiente se ve reflejado en el uso de refrigerantes y de gases en los sistemas de extinción de incendios. Los sistemas mencionados siguen las normas internacionales y son permitidos en la utilización de maderas de bosques certificados, de materiales reciclables, así como también en el uso de materiales que disminuyen el ruido interior y funcionan como paneles acústicos.

3. Edificio Ruta N

La edificación Ruta N es un centro de innovación y tecnología donde la capital antioqueña alberga empresas internacionales. Se considera una estructura sustentable en Medellín, gracias a su sólido compromiso medioambiental y sus diversas características que elevan los estándares de confort en sus espacios. La planeación de esta construcción comprende aspectos como el manejo del agua proveniente de la lluvia, la iluminación y materiales basados en recursos naturales. A su vez, a esta construcción le otorgaron el oro en la certificación de Liderazgo en Diseño Energético y Ambiental (LEED) por ser el primer edificio público inteligente en Colombia.

La edificación Ruta N es un visible modelo de la ciudad orientada hacia la tecnología, el crecimiento y la creatividad arquitectónica. Además, la edificación genera bajo impacto ambiental puesto que desarrolla algunos conceptos de sostenibilidad desde el ahorro de la energía y el agua, hasta el manejo de la vegetación para refrescar los ambientes.

4. Bloque de ingeniería EAFIT

La Universidad EAFIT ubicada en Medellín es otro de los grandes logros en cuanto a edificaciones sostenibles. La escuela de ingeniería de la Universidad Eafit fue diseñada por el arquitecto Lorenzo Castro y su equipo, quienes reflejaron, a través de cada detalle, una construcción flexible, amigable con el ambiente, mezclada con el diseño paisajístico y con permanencia en el tiempo. Sin embargo, el concepto clave fue la "Ciencia a la vista", es decir, un lugar en el que la investigación se proyecta fuera de la estructura. 

Dicho esto, la edificación cuenta con un sistema de enredaderas para el aprovechamiento de agua de lluvia y de ahorro de energía. En la planeación de su diseño inteligente incluyen el sistema de reciclaje del agua de lluvia, para su reutilización en el riego de las plantas y en los sanitarios. Aunque el espacio permite el ingreso de la luz natural, utilizaron lámparas importadas de México y Estados Unidos que consumen menos energía y propician la luz necesaria por las noches.

5. Edificio Bancolombia

El edificio de la Dirección General de Bancolombia en Medellín fue un reto a la ingeniería de grandes proporciones y de un importante esfuerzo de transformación urbanística y arquitectónica. La obra fue diseñada por Luis Fernando Zapata Chavarriaga, para quien ha sido uno de los mayores retos en su carrera como ingeniero civil. La construcción se distingue por proyectar sustentabilidad, pues cumple con los más altos estándares de desempeño en eficiencia energética y bajo impacto al medioambiente.

El edificio integra las oficinas de Bancolombia en una sola sede y consta de dos volúmenes de doce pisos cada uno. Además, se conectan entre sí por una pasarela de vidrio a la vista de los transeúntes. Sus dimensiones, su método constructivo y la suma de prácticas arquitectónicas implementadas para que opere de manera sostenible hacen de esta obra un referente urbanístico en Colombia. Una de las novedades de esta edificación es que el área de la cubierta es utilizada como recolector del agua de lluvia, la cual es conducida al sótano, donde se almacena en nueve tanques para su posterior bombeo a la planta de tratamiento y su utilización en las torres de enfriamiento; la planta está ubicada en el último piso de la torre norte.

Arquitectura sustentable

Con los ejemplos antes descritos, Medellín se posiciona en el mundo y por supuesto en Colombia como una ciudad innovadora, responsable y creativa. Gracias al planeamiento integral y al diseño holístico, las edificaciones presentan altos estándares de desempeño, mejorando los niveles de eficiencia en el aprovechamiento de los recursos y promoviendo la productividad en sus usuarios.

La construcción sostenible es la respuesta a un medioambiente cuyo equilibrio se ve en creciente riesgo. La práctica responsable del diseño arquitectónico toma en cuenta el ciclo de vida de los edificios y el impacto al ecosistema, a fin de valorar la mejor estrategia de aprovechamiento de los recursos. Lo anterior, a través de las diferentes etapas del proyecto, desde los esquemas de emplazamiento, el diseño, la construcción y la operación, hasta las fases posteriores de mantenimiento, renovación y rehabilitación.

¿NECESITA ASESORAMIENTO PARA SU PROYECTO? ESCRÍBANOS

 

Temas: diseño inteligente, diseño sostenible

Artículos relacionados

echeverrimontes/blog

Importancia de los planos arquitectónicos en la construcción

¿Qué función cumplen los planos en un proyecto arquitectónico, y qué características tienen?

Leer más
echeverrimontes/blog

El levantamiento arquitectónico y estructural en la restauración

El levantamiento arquitectónico es fundamental para las actividades de preservación e intervención...

Leer más
echeverrimontes/blog

Importancia de la trayectoria solar en la arquitectura

La trayectoria solar permite aprovechar mejor los recursos y reducir el consumo energético de las...

Leer más