3 de junio de 2021 12:27:28 EST | 4 Tiempo de lectura

Cinco etapas de la gestión de proyectos en arquitectura

Compartir
Cinco etapas de la gestión de proyectos en arquitectura

Cuáles son las etapas fundamentales en una buena planificación de obra, y qué es importante trabajar en cada una de ellas.

La planificación y estructuración de proyectos en arquitectura es fundamental para alcanzar el éxito en la ejecución. Sin el proceso previo de validación de las determinantes, de las fases, de los objetivos, de los riesgos y de la disponibilidad de recursos, es imposible cumplir con las expectativas de una obra, y se corre el riesgo de encontrar imprevistos que retrasen el trabajo e impacten negativamente en el presupuesto.

La planeación y estructuración permiten prever cualquier tipo de impacto que pueda afectar a largo plazo la edificación y manejarlo estratégicamente, así como también identificar, cuantificar y planificar acciones que estudien y respondan adecuadamente a las condiciones adversas que se puedan presentar durante la construcción de una obra.

¿Cuáles son las claves y etapas fundamentales en este proceso?

Etapas en la gestión de proyectos

La planeación y estructuración de un proyecto comprende varias fases que deben seguirse cuidadosamente. A continuación detallamos cada una de estas etapas.

1. Investigación

La instancia de investigación previa es, para nosotros, uno de los pasos principales. En esta etapa se genera el espacio idóneo para un diálogo abierto con el equipo de expertos, con base en las expectativas planteadas por el cliente frente a las determinantes de su proyecto. El propósito del análisis de requerimientos es estudiar las expectativas, ideas y propuestas, así como también las metas establecidas, a fin de tener objetivos claros al momento de su construcción.

2. Análisis

Esta etapa comprende el análisis ponderado de las condiciones de base, las expectativas del cliente, los recursos y demás variables para generar una aproximación a la realidad del proyecto; de este modo, se evalúan las posibles alternativas constructivas y metodológicas que se aplicarán según sea el caso específico. En este proceso involucramos a nuestros clientes para trabajar, junto a ellos, las ideas, y llegar a planteamientos innovadores para su proyecto. Es sumamente importante realizar una excelente formulación de propuestas por parte de los arquitectos, a fin de que cumplan con las exigencias del cliente.

3. Diseño y documentación

Se inicia la fase de diseño en el momento en que, a partir de la visión general de determinantes y parámetros del proyecto, se formulan alternativas de solución con propuestas, y se realiza el estudio del esquema espacio-funcional, volumétrico y de materiales. En ese sentido, la calidad de las propuestas de diseño estará directamente relacionada con la solidez del planteamiento conceptual previamente realizado.

Adicionalmente, con el diseño definido se procede a la materialización del proyecto en una serie de documentos que incluye, entre otros, la modelación 3D y la documentación planimétrica, la licencia de construcción, la ingeniería de detalle, la memoria de cálculo, y el cómputo de materiales. 

4. Presupuestación y Programación

Cuando el diseño está definido y se cuenta ya con la ingeniería de detalle del proyecto, se procede con la programación y presupuestación precisa de la la obra. En esta fase se verifican los costos del material y de la mano de obra con los distintos proveedores para poder entregar una cotización lo más exacta posible.

5. Construcción

El último paso de toda planificación arquitectónica se lleva a cabo cuando todos los detalles del proyecto están definidos y listos para su ejecución. Ejecutar un proyecto suele ser un procedimiento complejo desde la perspectiva técnica y arquitectónica, por lo que se debe asegurar la calidad de diversos aspectos constructivos para lograr el mejor desempeño de la edificación, y verificar que se cumplan las expectativas del cliente y las indicaciones planteadas. Este proceso de gestión y administración de obra implica control y seguimiento, aseguramiento de calidad, control de costos, supervisión de personal y, sobre todo, la atención permanente al detalle.

La importancia de tener una visión holística

La gestión integral de proyecto implica su materialización en un proceso de planeamiento que atienda todos los aspectos propios de su desarrollo. Esto implica poder construir un escenario de proyecto lo más completo posible, tomando en cuenta los diferentes puntos de vista técnicos, que permita el análisis ponderado de parámetros y determinantes, y las posibles soluciones integradas. 

En este sentido, contar con una visión holística es imprescindible para que el equipo de proyecto sea capaz de formular soluciones prácticas a realidades cada vez más complejas, integrando tecnologías digitales que permitan potenciar la creatividad y el trabajo colaborativo de alta calidad, siempre de cara a las expectativas del cliente.

¿NECESITA ASESORAMIENTO PARA SU PROYECTO? ESCRÍBANOS

 

Temas: gerencia de proyectos

Artículos relacionados

echeverrimontes/blog

La arquitectura de la vivienda colectiva

Las viviendas colectivas generan una vida en común de asociación doméstica y comunitaria. Conoce...

Leer más
echeverrimontes/blog

Proyecto de urbanización en Santa Bárbara (Cali)

Presentamos el proyecto de urbanización en Santa Bárbara, Cali, elaborado en conjunto con la firma...

Leer más
echeverrimontes/blog

Diseño arquitectónico del Espacio Colaborativo en Salud

Presentamos el proyecto de diseño arquitectónico para un espacio colaborativo de profesionales de...

Leer más