10 de marzo de 2022 8:30:13 EST | 4 Tiempo de lectura

Diseño arquitectónico para personas con movilidad reducida

Compartir
Diseño arquitectónico para personas con movilidad reducida

Conversamos con María Ximena Villota, Administradora de Empresas Turísticas y Hoteleras con experiencia en turismo accesible, sobre las soluciones tecnológicas dirigidas a personas con movilidad reducida.

¿Cómo cambiaron las soluciones que resuelven el acceso a espacios para personas con movilidad reducida, comparando con lo que había hace veinte años?

En los últimos años, las soluciones han girado en torno a:

  • La implementación de ascensores en construcciones de más de 5 pisos. 

  • La instalación de salvaescaleras cuando hay un piso o escaleras como el único acceso. 

  • La adecuación de rampas para el acceso a cualquier espacio y sobre todo en la construcción de espacios a un solo nivel. 

Todo esto se ha logrado porque los derechos de las personas con discapacidad se han ido consiguiendo y se ha cambiado el modelo de rehabilitación al de derechos humanos e inclusión en la sociedad. 

¿Qué soluciones existen hoy en día?

Entre las soluciones podría enumerar el contar con espacios que tengan un solo nivel, ascensores, rampas con pasamanos y salvaescaleras. Fuera de lo arquitectónico, podría ser el avance técnico y tecnológico en el desarrollo de sillas, pero lo cierto es que eso no está al alcance de todos, y además no elimina las barreras de acceso a una edificación.

¿Qué desafíos sientes que hay a futuro?

Para mí, el desafío más importante es la implementación de esas soluciones a todos los espacios de un destino: hospitales, escuelas, colegios, cines, parques, etcétera. Es un desafío hacer que todos los involucrados entiendan que la accesibilidad es necesaria para todas las personas y que debería ser así desde la concepción de un nuevo proyecto y no desde un “ajuste” a lo ya planificado. En resumen, podría decir que lo más importante a cambiar a futuro es la comprensión y la aplicación de las Normas Técnicas al momento de diseñar y ejecutar una obra.

¿Cómo ha crecido la arquitectura y el diseño en torno a la movilidad reducida?

Ha sido acogida más por los actores públicos de las ciudades porque se ha dado lugar a diferentes políticas o leyes que responden a necesidades de las personas con movilidad reducida: es por esta razón que existe más accesibilidad en espacios públicos que en privados.

Por poner algunos ejemplos, en los últimos años hubo dos casos que para mí ilustran muy bien estos avances:

  1. La adecuación de las cataratas de Iguazú del lado de Brasil, permitiendo que todas las personas puedan conocer y disfrutar de la naturaleza sin ningún inconveniente. Es un muy buen ejemplo de cómo, en un lugar natural 一que se supone que por su composición sería muy difícil de adecuar一, todos pueden disfrutar. 

  2. La iniciativa de una persona usuaria de silla de ruedas que, en Baños de Agua Santa en Ecuador, convenció a restaurantes, hoteles y operadores de ir adecuando sus infraestructuras para que él pudiera adquirir sus servicios.

En cuanto a costos, ¿crees que hay mucha diferencia entre implementar este tipo de soluciones o dejarlas de lado?

Plantear una construcción con los requisitos de accesibilidad es mucho más económico que realizar adecuaciones o ajustes en las infraestructuras. Por otro lado, por ejemplo en el caso del turismo mundial, no disponer de soluciones a las barreras de acceso hace que se pierdan potenciales clientes que, a escala mundial, ascienden a 70 millones de personas, por hablar solo de usuarios de silla de ruedas.

¿No hay leyes que hagan obligatorias estas soluciones?

En Colombia no existen. Hay diferentes políticas y normas que tratan el tema de accesibilidad, pero no hay una reglamentación general que sea transversal al destino y a los empresarios.

¿Cuáles son los mayores desafíos en este ámbito?

En principio, hay falta de especialistas en accesibilidad. No hay muchos arquitectos que desarrollen el tema y entiendan los porqué reales, sobre las problemáticas, los espacios, las distancias, las posiciones e incluso las alturas de las instalaciones eléctricas o de mobiliario. Si hubiera más información entre los profesionales, el panorama sería mucho más inclusivo.



María Ximena Villota es Administradora de Empresas Turísticas y Hoteleras con amplia experiencia en el campo del turismo accesible. Actualmente es Líder en Turismo Incluyente y Accesible para el Distrito en Instituto Distrital de Turismo de Bogotá.

¿NECESITA ASESORAMIENTO PARA SU PROYECTO? ESCRÍBANOS

 

Temas: arquitectura, accesibilidad

Artículos relacionados

echeverrimontes/blog

Ventajas del modelado BIM para instalaciones MEP

Conoce los beneficios de diseñar tus instalaciones mecánicas, eléctricas e hidráulicas utilizando...

Leer más
echeverrimontes/blog

Desarrollos de software a la medida para el sector AEC

Algunos proyectos constructivos plantean desafíos que no pueden resolverse con herramientas de...

Leer más
echeverrimontes/blog

¿Para qué sirve una biblioteca de objetos BIM?

BIM es el corazón de la transformación digital en la industria de la construcción, y está cambiando...

Leer más